Quinto Principio Tolteca: Los Ancestros

Honrando A Los Antepasados Con Ganas

Los toltecas no son la única tradición que enseña el honrar los antepasados como clave de una buena vida. Lo de “honrar” es donde se vuelve confuso. ¿”Honrar” significa dar las gracias, poner un memorial, enterrarlos bien? Y claro, honrar dice eso: respetar, venerar y eso.

Pero desde un punto de vista tolteca, ese nivel de “honrar” no es tan funcional. Suena cerca de la adoración como de iglesia, lo cual sabemos puede ralentizar el progreso individual. Consultamos un tesauro para ver qué más podrían decir sobre la palabra “honrar”. La idea pide acción. 

Dentro del mundo del honor, encontramos tres palabras, entre otras, que traen acción; en una forma tolteca de pensar, aportan mayor funcionalidad a la sugerencia “honrar los antepasados”.  Observar, prestar atención y cumplir nos darán acceso a algo más concreto.

Obviamente, no podemos observar a los antepasados en la vida, por lo que las historias familiares son importantes, junto con las normas religiosas de los tiempos y nuestras familias. Los toltecas lo llevan un poco más lejos. Observamos a los antepasados en nuestra sangre, mientras viven en nuestras venas, y como se desarrollan en los eventos de nuestra vida.

Una vez que podemos sentir, o incluso simplemente adivinar, el movimiento ancestral dentro de nosotros, podemos prestar atención a lo que nos dicen que evitemos y lo que nos dicen que aceptemos. Y el cumplir debe ser con lo de la purificación de la sangre, algo que creemos todo ser humano le toca, desde el momento en que nace.

Tener en cuenta a los antepasados durante el día nos permite usar lo que nos dejaron. Claramente, nuestros antepasados dejaron suficiente información que vale la pena escuchar. Ahora, con la comprensión del ADN, no solo nos dejaron historias y memoriales, sino que dejaron una gran carga de información, altamente codificada, que tiene una influencia definitiva en nuestro destino. Las historias y los memoriales abren los códigos.

Hay mucho de qué hablar cuando se trata de los antepasados. Tenemos sus tendencias, sus hábitos, sus bendiciones y sus maldiciones.

HACER ARTE