La Veladora Del Perdón

Las Relaciones Y Los Antepasados

Aprendimos esta oración, hechizo, visualización, ritual, como quieras llamar a la dinámica de la veladora del perdón, literalmente bajo ataque psíquico. Ese día comentamos: “Que suerte, ¿quién lo hubiera pensado?” Muchos años después, es una de las pocas “Ceremonias Especiales” en nuestro trabajo, y ha hecho tanto bien que ni siquiera podemos cuantificarlo.

Ese día, soy el curandero residente en una Yerbería, un mundo aparte. Dos latinos de las islas,  escupiendo maldiciones en conchas de pistacho. Tratan de no ser vistos, pero según la esposa del dueño, no les importa cuando los atrapa haciéndolo. Ella ya está ocupada con clientes en la tienda y el dueño tiene las manos llenas con una cliente enojada que resulta ser una bruja. El tercer ayudante de la tienda está encerrado en el baño vomitando y tosiendo quién sabe qué.

 En el alboroto atiendo a un paciente en el pequeño espacio del almacén que habíamos preparado como un altar. La Santa Muerte se alza roja y elegante sobre los procedimientos. 

Miro a mi paciente y sus ojos están hacia atrás, todos blancos. Necesito ver los ataques en espíritu, como también necesito ver a mi paciente. En semi-trance veo a los chicos de la isla escupiendo fuego de destrucción y la bruja tiene pequeños machetes flotando en el aire.

“Consigue una veladora blanca“, escucho el susurro, pero alto y claro, desde la Santa Muerte Roja (estatua).  ¡Ese susurro, oh ese susurro!

Yo digo: “Si Señora, lo conseguiré“.

Camino unos pasos y saco una veladora, cera blanca, sin etiqueta. La sostengo con fuerza y lo paso de mano en mano, frotándolo y bendiciéndola como lo hago. A medida que este movimiento sucede, se me muestra lo que debo hacer.

“En el nombre de Dios y de la Santa Muerte”, rezo mientras levanto la vela, “perdono a todos ustedes, a los isleños, a las brujas, a las enfermedades, a los demonios. Te perdono, y te pido que me perdones a mí también. Por favor, entiendo que puedas estar enojado con nosotros, pero te perdonamos“.

Respiro, pero hay una cosa más. “Dios Todopoderoso, por favor, ves a estas personas con las que estamos hablando. ¿Les enviarás por favor una gran bendición que mejor les sirva?”

Menos de 20 minutos después, nuestro ayudante se recupera y la esposa del propietario tiene la tienda bajo control. El dueño reúne un par de productos útiles y los pone frente a la dama bruja, que se ha calmado. Mi cliente recupera sus ojos cinco minutos después de nuestro tratamiento, y unos minutos más tarde, se va con una sonrisa. Para entonces los isleños ya no están, decepcionados, imagino, ya que en su opinión, solo obtuvieron una sensación agradable.

Tomó algún tiempo para que la Santa Muerte explicara por qué esto funcionó tan bien. Mientras tanto, la práctica de la Veladora del Perdón se convirtió en un elemento básico. Lo usamos para sanar relaciones principalmente y, por supuesto, para romper los ataques psíquicos. La Santa Muerte explicó que las personas que hacían daño querían algo. Y les dimos algo. No era lo que estaban buscando, pero nosotros si sabemos el valor del perdón.

El perdón suaviza las relaciones y los rencores, y también abre la conversación. Pruébalo en algún momento cuando ya no sepas que hacer. Encuentra cierta cantidad de sinceridad para el perdón de cada partidario, todo mientras sostienes la veladora. Luego enciéndela, mientras pides su bendición.

HACER ARTE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s