¿Promueve Su Religión la Emancipación de la Conciencia? O

¿La Libertad No Se Trata En Tu Religión?      

Cuando hablamos del camino tolteca hay varios principios, métodos y filosofías específicas que componen el camino.  Por ejemplo, están los Cinco Objetivos de La Vida: Emancipación, Equilibrio, Experiencia, Muerte y Ancestros.  La emancipación de la conciencia promueve la claridad a través del entrenamiento de los sentidos y el desapego de las maquinaciones de la vida.

La conciencia se refiere a nuestro pensamiento y nuestra capacidad de tomar decisiones. Desde el momento en que emergemos en el planeta, la conciencia con la que nacemos está inundada de información sobre cómo las personas conviven, sobreviven, aman, luchan y todo lo que hacemos los seres humanos. El problema es que en cierto momento de la vida descubrimos que realmente no teníamos una opción ante muchas de las creencias y principios que vivimos. Tuvimos que aceptar lo que nos dieron y no nos dimos cuenta de que teníamos opciones. No es nada nuevo, esta programación; ha estado sucediendo en la Tierra durante épocas. Tal vez por eso nuestros antepasados promueven la emancipación de la conciencia, donde tomamos nuestras propias decisiones sobre lo que creemos y vivimos.

Separarse de los efectos de esa programación no es una tarea fácil, pero factible, sin embargo. Las cosas pueden ponerse difíciles con aquellos que nos aman, por ejemplo. Todos podemos decir que los pensamientos de los demás no nos afectan, pero si estás viviendo, comiendo y respirando alrededor de esos pensamientos, no hay forma de que puedas escapar al menos de parte de su influencia. Entonces, ¿cómo se escapa uno de esos pensamientos y de la programación resultante?

Tomar decisiones y vivir las creencias que uno elige es donde empezamos. La práctica, y su ajuste fino, se arraiga a través del aprendizaje, el pensamiento, el movimiento, la disciplina y la meditación. Ahí está el “entrenamiento de los sentidos y el desapego de las maquinaciones de la vida.”

Un elemento clave en la lista, por cierto, implica encontrar tu propia divinidad, la divinidad interior. Cuando haces esto profundamente, el dogma que hemos tragado por tanto tiempo se vuelve refrescantemente irrelevante, porque la Experiencia, el objetivo de vida número tres, tiene la última palabra en cómo vives tu vida. Al meditar en estas cosas, por favor recuerda

HACER ARTE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s