¿SOMOS OVEJAS?

¿O SEA, OBEDIENTES?

Una corriente común en la mayoría de las enseñanzas religiosas es el concepto, muy aceptado, de que los seres humanos están dotados de libre albedrío.

Yo lo acepto. Esta bien. Tiene sentido.

El problema viene cuando estas mismas enseñanzas religiosas comienzan a decirnos exactamente cómo usar nuestro supuesto libre albedrío. Hace falta que nos enseñen cómo usarlo para nuestra máxima evolución; o sea, nos enseñan el libre albedrío a las conveniencias de ellos – los lideres, dueños, autoridades.

Algunas religiones – enseñanzas, disciplinas, rituales, dogmas – son mas agradables al respecto. Sugieren un mejor comportamiento. Pero las sugerencias se vuelven más fuertes cuando las religiones lo llevan al extremo: te ponen en un infierno viviente si no pareces, actúas o sientes como ellos.

Entonces, ¿Qué onda?

La obediencia es claramente un tema importante en las religiones judía, islámica y cristiana, y aunque va mucho más allá de ellos, todo el concepto se extiende por todo el planeta. En general, el mensaje es claro y simple: “Sé una oveja”.

Admitamos primero que la obediencia tiene su lugar en muchos esfuerzos humanos y en el desarrollo de cada ser humano sobre la Tierra. Pero, si tu libre albedrío está siendo amortiguado de alguna manera o subvertido, ¿no es eso una especie de obediencia oscura? ¿O sea, un claro pecado?

Yo, como muchos de ustedes, escuché algunas parábolas de ovejas de niño y al fin de un buen cuento, la lección siempre fue sobre la obediencia en sí misma, como la obediencia en saber cuándo no hacer preguntas, simplemente hacer lo que se le dice a uno sin cuestionar. Y, por supuesto, siempre se habló de las recompensas que nos da la obediencia. Al respeto a esas recompensas, yo creo me deben. 

Siempre ha habido emoción alrededor de Jesús, sin duda, pero Él no era una oveja de lo que hemos presenciado. Es difícil imaginar al Señor diciéndome que crezca mas lana o que engorde para la matanza. Perdón, pero no puedo imaginarme el mero, mero Señor dándome ese consejo.

Tal vez las organizaciones que quieren pastorearnos de esta manera pueden llegar a algo mejor que el modelo de “ser ovejas,”- eso, si solicitan nuevos miembros, por decir.

Recuperar algo de lo que perdimos como ovejas es paso fundamental en este altar: recuperar algo de lo que perdimos en todas esas generaciones siendo ovejas. La historia humana nos muestra los destinos tanto de las ovejas buenas y bien comportadas, como de las ovejas negras que piensan diferente y se oponen al sistema.

Vemos que los destinos de ovejas, bueno o malo, de alguna manera se centran en cuanta lana pueden echar y cuando estén suficientemente gordos para la matanza. ¿O sea, cuando has visto un buena o mala oveja ala cabeza de un gobierno?

A veces ignoramos la historia, por falta de tiempo, mucho que leer, etc., pero la historia, está escrita en nuestra sangre. Nuestros antepasados y sus hechos corren en el ADN de cada uno.

Llegamos a verlo como un asunto de nuestra Voluntad. Si uno está de acuerdo en que todos tenemos libre albedrío, entonces todo lo bueno y lo malo en la historia del mundo se relaciona con el uso del libre albedrío humano. ¿Verdad?

Amamos a las ovejas reales, por cierto, y todo lo que hacen; de hecho, son un elemento básico de la vida, pero son ellos, las ovejas reales, las que fueron nombradas ser ovejas, no nosotros los humanos. Como los seres más evolucionados – cuerpo, mente y alma – en el planeta, ¿crees que los seres humanos están llamados a ser ovejas?

Como dice la Profesión Médica, “Primero, no hagas daño”, o como Jesús dijo, “Haz a los demás lo que quieres que te hagan a ti” y como dicen los paganos, “Sin dañar a ninguno, haz lo que quieras.”

Parece que estos chicos tienen un mejor plan que “Ser Oveja”.

Después de todo, si crees en algún tipo de Absoluto Creativo que nos da libre albedrío, ¿por qué crees que el Absoluto nos lo dio? ¿Para ser manipulados por gobiernos, religiones, corporaciones y otros grupos altamente propensos a la dominación?

Como creaciones insondables de potencial, en su mayoría latente, los seres humanos tienen millones de maneras de expresar y experimentar nuestra Voluntad; y poner fin ala idea de “ser ovejas.” Por favor, queridos lectores,

HACER ARTE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s